Guía básica para solventar fallas de internet en casa

En la actualidad, estar conectado más que una opción  es una necesidad, por ello en esta oportunidad hemos traído para ti una guía básica para solventar fallas de internet en casa, de manera que puedas resolver algunos inconvenientes que afecten tu conexión y puedas seguir disfrutando del ciberespacio.

Problemas frecuentes con el internet y cómo solventarlos

Sin duda, puede resultar realmente frustrante cuando existe algún problema de conexión con internet. Lo ideal es identificar la falla para posteriormente darle solución.

Antes de entrar en materia, te recomendamos que reinicies tu módem y router para asegurarte de que el problema no se solvente por sí solo, en caso contrario continúa leyendo.

No funciona el internet o la red wi-fi

Lo primero que debes hacer es saber diferenciar entre los inconvenientes de señal de internet y un problema con el wi-fi, para ello es necesario que prestes mucha atención a distintos aspectos, ya que las soluciones en cada caso son diferentes.

1. Verifica Los indicadores LED de tus equipos

Una de las luces que se encienden en tu equipo es el indicador de señal de internet, identificada por lo general con la palabra WAM, Internet o un icono de un globo terráqueo. Podrás estar seguro de que todo marcha bien con la señal de internet si la luz está encendida en color verde o blanco y fija.

En cambio, si la luz es de color rojo o simplemente está apagada o parpadea, esto quiere decir que existe un problema con la señal del internet y por lo tanto tu módem y router no se están conectando correctamente.

También, está la luz que indica la señal wi-fi podrás hallarla directamente en el router o en el equipo combinado (módem y router) habitualmente se ubican enseguida de la luz de señal de internet y estas son reconocibles gracias a que plasman en ella la palabra WLAN, inalámbrico, 2.4G o 5G.

Lo normal es que estas luces se encuentren encendidas en color verde o blanco y habitualmente parpadean para indicar actividad inalámbrica pero si están apagadas o encendidas en rojo significa que tu router no está transmitiendo señal inalámbrica.

2. Utiliza un cable de Ethernet para verificar la conexión

En caso de tener problemas para conectarte a tu red wi-fi puede que debas intentar verificar la conexión, conectando directamente un cable desde tu módem o enrutador hacia el equipo principal u ordenador que utilizas.

Tras la conexión, si compruebas que puedes acceder a internet esto significa que el problema está en tu red de wi-fi, en caso contrario el problema estaría en la señal de internet qué proviene del servicio.

En este punto debes considerar el funcionamiento del módem o un router y descartar que se trate de algún apagón en la zona donde vives.

3. Reinicia todos los equipos

En caso de que puedas conectarte a la red wi-fi pero no exista acceso internet, puedes optar por hacer un reinicio general de tu modem o router y los dispositivos de conexión que estás utilizando, para ello basta con desconectarlos durante al menos 60 segundos y volver a enchufarlos.

4. chequea tus cables y conexiones

Es común que los cables y las conexiones se dañen o se aflojen, generando inconvenientes de conexión. Por ello es importante que verifiques la integridad de los mismos, los desconectes y vuelvas a conectar para asegurarte de que todo funciona correctamente.

5. Contacta a tu proveedor de servicios

Si ninguna de las soluciones anteriores te ha resultado, prueba contactar a tu proveedor de servicios de internet para verificar que no se trate de una falla técnica y así obtener una mayor asesoría respecto a tu problema.